Mis Granos de Arena

Podría darme patadas.

Tal vez suene triste, pero uno de los aspectos más destacados de mi semana era saber que finalmente podría deshacerme de la caja de materiales reciclables eternamente desbordantes que se encuentran actualmente en el piso de mi cocina.

Ahí llega, mi querido Reciclatón.

Con un poco de vergüenza, tengo que admitir que en los días previos al Reciclatón, hay momentos en los que realmente siento que me emociono con anticipación.

Misteriosamente, sin embargo, después de tener esa molesta sensación de que había algo que se me estaba olvidando, de repente me di cuenta el sábado por la tarde… pero ya era demasiado tarde. Mi montón inorgánico podía, por lo tanto, ponerse cómodo por un rato más.

En un intento por aumentar la concientización en el área y alentar a los residentes a separar los residuos, los municipios de Quintana Roo han comenzado a respaldar los programas mensuales de reciclaje, lo que significa que han surgido varios puntos de recolección en los diferentes destinos de Cancún y la Riviera Maya.

Ser recibidos por las caras sonrientes de personas ansiosas por sacar bolsas voluminosas del auto, hace que las cosas sean aún más fáciles. Y la lista de lo que se puede recibir, y por lo tanto reciclar, se vuelve cada vez más larga, haciendo la vida un poco más dulce.

Entonces, ¿por qué no hacer las cosas aún más interesantes?

¿Alguna vez has sido recompensado por tus esfuerzos de reciclaje? Y no de manera emocional.

Yo sí.

Una estrategia más introducida para promover el reciclaje en un destino rico en selva tropical, ha sido Plants for Plastic, donde, por cada 10 botellas o contenedores de plástico recolectados (y limpiados), se dona una planta nativa de la región.

Irónicamente, elegí llevar mis 30 botellas de plástico al Parque Kabah, quizás en el día más lluvioso del mes. Además, no se me había ocurrido traer una caja para transportar mis plantas… así se creó la receta perfecta para un atuendo y manos enlodadas y, en consecuencia, también un volante empapado en tierra mojada.

¿La mejor parte (a pesar de todo)? Pude elegir como mi recompensa árboles de café en ciernes, y me dieron consejos sobre cómo cuidarlos mejor.

Hay una frase en español que dice “poner nuestro grano de arena” (el equivalente cultural en inglés a poner algo de nuestra parte). En un destino famoso por sus paradisíacos tramos arenosos, considero que esta traducción literal es muy apropiada.

Hot Videos
In the news
Load More